¿Cómo han evolucionado los vídeos porno?

Hay que tener en cuenta que la pornografía es considerada como un género cinematográfico más. Aunque no haya disposición películas que sirvan como una prueba o un testigo, la realidad nos dice que este tipo de cine empezó a principios del siglo XX.

En realidad, para las personas que buscan ser mucho más exactas en un sentido cronológico, el primer de los videos porno que se conserva hasta la actualidad, proviene del año 1907. Si se consideran todos los factores que sean mencionado hasta el momento, hacer un recorrido por toda la evolución de esta industria es complicado.

La evolución de los vídeos porno

Por donde sí es posible empezar argumentar, es que las diferencias en la pornografía más antiguas y el actual son enormes. Si se quiere, se puede pensar en todas las diferencias que hay entre las películas comerciales que implican escenas explícitas de hace unas décadas y las que se comercializan en la actualidad, más o menos sucede lo mismo.

El Sartorio es el nombre del video más antiguo que se conserva y es un cuarto de unos siete minutos, el cual aparece aproximadamente entre 1907 y 1902, que parece fue rodada en Argentina. Esta fue la primera película en la que se enseñó en unos primeros planos a los protagonistas, que eran tres mujeres y un hombre vestido de Satán, mientras tenían sexo a orillas de un río.

De todos modos, esta no es la primera producción con tintes eróticos que perdura, ya que unos pocos años antes, en 1896, se rodó una película francesa en la que una mujer realizaba un striptease antes de bañarse, el primero en la historia del cine, aunque claro, sin relaciones sexuales de por medio.

Además de lo anterior, las primeras películas porno eran proyectadas en clubes privados, burdeles y en casas particulares de Reyes, burgueses y aristócratas. De todos modos, se hace énfasis en que en la mayoría de los casos se proyectaban en los burdeles mientras los clientes podían esperar a una prostituta que estuviera libre.

Con el paso del tiempo las producciones empezaron a ser cada vez más explícitas y en los años recientes con el auge de Internet, ha cambiado completamente la manera en que se entiende la pornografía, porque ahora sólo se filman secuencias, en las que tan sólo hay sexo y casi no existen películas.

De hecho, únicamente los actores que son muy reconocidos pueden vivir esta actividad en algunos países. En los Estados Unidos sí que puede ser otra cosa a nivel económico, de dirección, entre otros asuntos.

Finalmente, hay que mencionar que con el desarrollo de la realidad virtual, es muy probable que la historia de los vídeos porno tome un nuevo rumbo.